HISTORIA DEL TORERO

RAÚL BLÁZQUEZ GARCÍA

Publicado el 9 de junio de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros, hermano del matador de toros Victor Manuel y del también novillero Luis, nacido en Valencia, el 18 de junio de 1977, anque vive en Bujasot, de donde se le considera. Con diez años ingresa en la Escuela de Tauromaquia de Valencia, en la que permanece hasta su presentación con picadores, el 8 de enero de 1995, en Morelia, en el estado mexicano de Michoacán, en festejo en el que participaron Manolo Zorrilla, Abrahan Ruiz, Ricardo Rosa, Alejandro Martinez Vertiz y Octavio Romero. Se jugaron novillos de don Rodolfo Vázquez, destacando su actuación y siendo recompensado con la repetición el siguiente día 22, con Fernando Ochoa, Aurelio Álvarez y José Calvo, cortando en esta ocasión las dos orejas de un ejemplar de don Marcos Garfias. Raúl se había vestido de luces por vez primera en Alicante, el 20 de junio de 1992 haciendo el paseíllo enfundado en un terno rosa y oro. Intervino ese año en quince novilladas, número que aumentó a veintidós en 1994. Regresa de México y el 10 de marzo de 1995, en Valencia, con novillos de Jandilla, Habilitado y Falsario se llamaron los dos que estoqueó, hace su presentación con los del castoreño en nuestra nación. Lo acompañaron en el cartel José Pacheco y José Calvo. Fue grande su triunfo en tarde fría y muy nublada, ya que cada Jandilla se arrastró sin una de sus orejas y el novel espada abandonó el coso de la calle de Játiva en hombros. Ocho novilladas despachó en su primer año con los del castoreño, entre ellas cuatro en Valencia y la de su presentación en Francia, el 9 de julio, en Dax. Cerró su temporada con un importante éxito, tres orejas, en la feria de Algemesí. El 14 de abril de 1996 se presenta en Las Ventas con Modista, número 26, colorado, de 477 kilos y de Peñajara, con Francisco José Porras y Eugenio de Mora en el cartel. Con las habituales dificultades de los novilleros, que se traducen en falta de contratos, decide tomar la alternativa el día grande de las Fallas de 1998. El 19 de marzo, Enrique Ponce –en presencia de Vicente Barrera— le cede a Pitoniso, de Puerto de San Lorenzo, negro de 475 kilos, con el que el torero consigue una ovación. Las cosas no marchan bien y se viste en contadas ocasiones de luces en las siguientes temporadas, a pesar de triunfar repetidamente en Valencia cada año, tanto en Fallas como en la Feria de Julio. El 16 de junio de 2002 confirma en Las Ventas, con toros de Concha y Sierra. Lo acompañan Rodolfo Núñez e Iván Vicente. Se sobrepone a las dificultades de Chivito, negro salpicado de casi 500 kilos y es ovacionado. Llega a las siete corridad de toros, triunfando de nuevo en Valencia, cifra que desciende alarmantemente en 2003, cuando no se viste de luces ni en una ocasión. Dos lo hace en 2004, ambas en Valencia, donde corta una oreja el 9 de octubre. Pasa de nuevo en blanco 2005 y decide hacerse banderillero, como su hermano Luis.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × cinco =