HISTORIA DEL TORERO

MIGUEL CUBERO SÁNCHEZ (Sánchez Cubero)

Publicado el 13 de agosto de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Madrid el 13 de Mayo de 1960. y posteriormente banderillero. Hijo de torero y hermano de Juan y de José. El primero novillero y más tarde banderillero y el segundo matador de toros que popularizó el apodo de Yiyo del que hoy en día se tiene tan grato y a la vez triste recuerdo, continúa la tradición familiar. El 17 de septiembre de 1981. En la feria de Nájera, se lució en la lidia de un encierro de Antonio Martín Tabernero, en presencia de su citado hermano Juan. Mayor triunfo alcanza el 28 de agosto de 1982, en Villavieja de Yeltes, al cortar las dos orejas y el rabo de cada uno de los novillos de la ganadería de Matías Ramos que le correspondieron. El siguiente 31 de octubre se presenta, en festejo sin caballos, en el coso madrileño de Las ventas para alternar con Pedro Crespo y Raúl Galindo en la lidia de astados de la divisa de Jesús Pérez Escudero. Por aquellas calendas se anunció en alguna ocasión con el alía de Morenito de Madrid, que bien pronto abandonaría, pues en 1984 utilizaría el nombre artístico de Sánchez Cubero, con el que continúa. En la campada del año últimamente citado, en la que intervino en 31 funciones, le acompañó frecuentemente el éxito, como el 16 de agosto, en Vitigudino, con corte de cuatro orejas y un rabo de reses de la vacada de Francisco Galache, ante el espada Jorge Manrique y el rejoneador Javier Buendía, o el 2 de septiembre, en Ejea de los Caballeros, de donde se llevó un total de tres apéndices de ganado del hierro de Santiago Muñoz Madrigal, con André Viard y Marcos Valverde de compañeros de terna, o el día 9 del mismo mes, en Aranjuez, donde hizo el paseíllo junto al mencionado Viard y a Álvaro Munera, El Pilarica, con los máximos trofeos de un novillo de Antonio Pérez-Tabernero que pasaron a su poder. Otras 31 novilladas picadas lidia en 1985, en cuyo 14 de marzo, entrenándose en Ciempozuelos con su hermano José, es herido en el muslo izquierdo por un cornúpeta de la divisa de Jiménez Pasquau. Corta las dos orejas y el rabo a un astado de la ganadería de El Torreón el 16 de mayo en Villasequilla y aumenta en una oreja la cosecha el 10 de septiembre en Guadalix de la Sierra, ahora de bureles de la vacada de Germán Gervás. Dos días más tarde le conceden cuatro orejas y un rabo de astados del hierro de Apolinar Serrano en Villa del Prado y el siguiente día 22 vuelve a pisar el albero de la plaza de Madrid, para presentarse ante sus paisanos en corrida con caballos. Alternó en tan importante oportunidad con Carmelo García, Carmelo, y Rafael Gago en la lidia de cinco ejemplares de la divisa de La Guadamilla y uno de la de González Santomán y el debutante ganó con justicia doble trofeo auricular, con salida en hombros por la puerta grande del coliseo Monumental. Cerró la temporada en la tardía fecha del 16 de noviembre, en Yepes, donde le entregan tres orejas de novillos del conde de Mayalde. Participa en 13 festejos menores en 1986 antes de tomar la alternativa, ceremonia que se lleva a cabo el 30 de junio en Burgos al cederle Pedro Gutiérrez Moya, Niño de la Capea, delante de Juan Antonio Ruiz, Espartaco, la muerte del toro Mesonero, número 16, cárdeno, salpicado, calcetero y coletero, de 463 kilos, de Joaquín Buendía. La labor del nuevo doctor en tauromaquia fue acertada, por lo que se le premió con una vuelta al anillo tras estoquear a cada uno de sus enemigos.

Mucho más rotundo fue el resultado que consigue el 13 de septiembre en Madrilejos al llevarse un total de cuatro orejas y un rabo de pupilos del hierro de La Herguijuela, delante de Tomás Campuzano y José Antonio Carretero. Cerró su primera campaña de matador de alternativa con media docena de festejos en su contabilidad y logra un puesto en la Feria de San Isidro, de Madrid, de 1987, en la que confirmaría su alternativa de manos de Francisco Ruiz Miguel, quien en presencia de José Antonio Carretero le cede la muerte de un ejemplar de la vacada de la Cobatilla (Hnos. Domínguez Camacho), de nombre Logroñés, marcado con el número 24, negro, de 538 kilos, sin que en este toro ni en el que cerró plaza encontrara el debido lucimiento en tarde de tanta responsabilidad. Seis corridas torearon ese año. Solamente se puede vestir de luces en dos ocasiones en 1988, en Valdemorillo, en febrero, y en Madrid, en agosto, número ridículo para quien como él aspira a colocarse en un puesto cimero. Una tarde en Las Ventas en 1989 y en 1990 y cuatro actuaciones en 1991 anuncian una próxima retirada del escalafón, que se confirma en 1994, año en el que comienza a intervenir como banderillero. Debuta como tal el 20 de enero de 1994 en Benidorm, en las filas de Conrado Muñoz. Esa temporada y la siguiente actúa suelto con Conrado Muñoz, Miguel Martín y Sergio Sánchez, entre otros. En 1996 ingresa en las filas del maestro de Galapagar, José Tomás, que le lleva colocado fijo hasta su retirada en el año 2002. César Rincón le incorporó a su cuadrilla en el 2003 hasta el final de la campaña de 2005. Fernando Cruz fue su jefe de filas en 2006, año en el que este excelente capotero logró el trofeo de la Peña de los Areneros al mejor banderillero de San Isidro. Continúa con Fernando Cruz en 2007.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − 3 =