HISTORIA DEL TORERO

MIGUEL CANCELA RIVAS

Publicado el 21 de junio de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros, nacido en Colmenar Viejo (Madrid) el 6 de noviembre de 1943, que comenzó su andadura torera durante la temporada de 1961. Después de intervenir en unos ochenta festejos económicos toreó su primera corrida con picadores el 27 de agosto de 1967 en su patria chica. El 15 de septiembre de la siguiente campaña se presentó en la plaza de San Sebastián de los Reyes, en las inmediaciones de Madrid, para despachar un encierro de Juan Valenzuela junto a Rafael Sánchez Vázquez y Ricardo Chibanga. El poco acertado manejo del acero deslució sus faenas e incluso hubo de escuchar un aviso durante la lidia de su segundo enemigo. Continúa los siguientes años sumando muy corto número de contratos y el 15 de octubre de 1972 –un tanto pasado de edad– lleva a cabo su debut en el coso madrileño de Las Ventas, donde alternó con Luis Martín del Burgo y Pepín Peña en la lidia de ganado Rodríguez de Arce. Pese a fallar a espadas hubo de dar una vuelta al ruedo tras morir su primer oponente. Su mejor tarde en tal ruedo la logró el 1 de abril de la siguiente campaña con novillos de Diego Romero Gallego y Tomás Moreno y Pedro Castañeda de compañeros de cartel. Una vuelta al ruedo en su primer cornúpeta y una oreja del restante de su lote fueron el feliz resultado de tal actuación. Torea otras siete funciones picadas y al término de la temporada, el 18 de noviembre, decide tomar la alternativa, lo que lleva a cabo en la plaza de Vistalegre, de Madrid, al cederle Gregorio Tébar, El Inclusero, ante Miguel Peropadre, Cinco Villas, la muerte del toro Martilluco, negro, con 483 kilos de peso en vivo, de la vacada del conde de Ruiseñada. Una vuelta al ruedo en la res de la ceremonia fue el postrer éxito de este espada. En 1979 deja de vestirse de luces, para dedicarse exclusivamente a negocios del ramo de la construcción. Aunque no toreó ninguna corrida más, sí lo hizo en festivales, sobre todo en la sierra madrileña, diciendo adiós definitivamente en Soto del Real, brindando el último novillo-toro a su hermano Luis, padre del matador Luis Cancela.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cinco =