HISTORIA DEL TORERO

LUIS CANCELA JUSDADO

Publicado el 21 de junio de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Colmenar Viejo (Madrid) el 25 de julio de 1960, sobrino del que fuera matador de toros Miguel Candela. Tomó parte en un festival taurino celebrado el 7 de enero de 1978. Debutó con picadores el 25 de agosto de 1979, en Miraflores de la Sierra, donde alternó con primo Carlos Aragón en la lidia de reses de la vacada de Martín Peñato. Ese año interviene en cinco corridas con picadores. En la siguiente campaña toma parte en ocho novilladas, generalmente con gran éxito –le concedieron un total de quince orejas– pese a no lograr galardón alguno en su presentación en el madrileño coso de Las Ventas, el 9 de septiembre, para despachar un encierro de Ignacio Pérez-Tabernero en unión de Fernando Vera y Jesús Pérez, Pelucho. En 1981 y 1982 torea un par de funciones por año, que ascienden a cinco en 1983. Vuelve a la plaza Monumental, de Madrid, el 25 de julio de 1984 y es largamente ovacionado tras su quehacer con las dos reses de Manuel Martín Peñato que le correspondieron, en tarde en que completaron el cartel Joel Matray y José Luis Martín, Sevilla. En coso serrano y madrileño de Soto del Real recibe la alternativa el 5 de agosto de 1985 de manos de José Ortega Cano, protocolo testificado por Tomás Rodríguez, Campuzano. Se corrió un encierro de la divisa de Antonio Pérez-Tabernero, y el nuevo doctor en tauromaquia hubo de recorrer el anillo entre ovaciones tras dar cuenta de cada uno de los astados de su lote. La fecha de la presentación con picadores de Luis fue el 25 de agosto del año 1979 allí mencionado. Continúo con el relato de su biografia a partir de la fecha de su alternativa, en 1985. Esa temporada, en la que solo había toreado dos novilladas antes de su alternativa, no vuelve a vestirse de luces. La siguiente de 1986 tampoco es pródiga en festejos, ya que solamente lo hace en una ocasión, cambiando algo su duerte en la de 1987, en la que consigue ajustarse en seis ocasiones, aunque, aunque sin salir del ámbito de la comunidad madrileña. El mismo signo tiene la de 1988, en la que torea cinco tardes vestido de luces, una de ellas la de su confirmación de alternativa en Madrid. En la tarde del 14 de agosto y vestido de burdeos y oro, hace el paseíllo junto a su padrino, Carlos Aragón Cancela, y Sánchez Cubero, que presenciará la ceremonia. El primer toro que salta al ruedo, y que le cede protocolariamente su padrino, se llama Horario, está marcado en su piel con el número 33, es negro de pinta 546 kilos. Pertenece al hierro del señor Marqués de Albaserrada. No tuvo fuerzas su primer toro, como el resto del encierro, y aunque tomó la muleta en los primeros pases, que pecaron de cortos de recorrido, pronto se agotaron las fuerzas de su primer burel. No acertó Luis con la espada y las opiniones cuando dobló Horario se dividieron. Tampoco tuvo suerte en el quinto, que le correspondía por antigüedad de alternativa, y aunque lanceó con sosiego se dejó tropezar demasiado la muleta y el comprensivo público de Madrid optó por guardar silencio en esta su primera actuación en la capital. Solamente dos tardes se viste de luces en la temporada de 1989, una en Madrid, el 15 de abril, y otra en la feria de su localidad natal, el 29 de agosto, lo que no le da el suficiente rodaje para superar el dificil paso de novillero a matador. La historia de la temporada pasada se repite en 1991, en la que la única corrida que torea es en la feria de Colmenar Viejo, localidad que siempre le ha apoyado. La temporada de 1992 quiere el torero que cambie el signo de su vida torera y decide encerrarse con seis toros en la plaza de su villa natal, lo cual lleva adelante la tarde del 11 de abril. Lidia seis ejemplares de don José Luis Pereda García y consigue salir en hombros después de cortar una oreja del segundo y el tercero. Pero es pobre resultado para quien aspira a más. Solamente Madrid, coso en el que torea el 23 de agosto, y Colmenar Viejo, el día 29 siguiente, en su feria de la Virgen de los Remedios, se pueden apuntar como únicas actuaciones vestido de luces al final de esta temporada. Mo se asoma a ningún ruedo en calidad de espada de alternativa en la temporada de 1993 y no lo ha hecho tampoco en la de 1994.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − doce =