HISTORIA DEL TORERO

LEANDRO MARCOS VICENTE

Publicado el 31 de marzo de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros, nacido el 2 de noviembre de 1981 en Valladolid. Se presenta con picadores el 3 de agosto de 1999 en Íscar (Valladolid), compartiendo cartel con Diego Urdiales y Julio Pedro Saavedra en la lidia de utreros de Garcigrande. El diestro vallisoletano logró abril la puerta grande tal fecha tras cortar tres orejas a su lote de novillos. Cierra esa campaña con un total de diez festejos en su haber, la mayor parte de ellos celebrados en plazas castellanas. En la temporada del año 2000 se presenta en plazas mexicanas, toreando en Puerto Vallarta en dos ocasiones. Ese año, en España torea tres veces en la plaza de Las Ventas. Su debut ante el público madrileño se celebró la tarde del 14 de julio. Leandro Marcos estuvo acompañado en el cartel por José Luis Osuna e Iván Vicente, que se encargaron de estoquear reses de La Guadamilla. La oreja que Marcos cortó a su primer oponente le valió volver al coso venteño un mes más tarde, en una tarde en la que, sin embargo, su labor fue silenciada ante utreros de El Casillón, hierro que volvería a lidiar solo dos días más tarde en esa misma plaza, sin obtener buenos resultados. Finalizó la campaña del año 2000 con casi una veintena de festejos toreados. Continuó en el escalafón inferior un año más, haciendo el paseíllo en más de setenta ocasiones. En la temporada del año 2001, Leandro Marcos estuvo presente en plazas de gran importancia, como Valencia, Córdoba, Barcelona, Zaragoza o Nimes. También volvió a torear en Las Ventas, escuchando dos ovaciones la tarde del 29 de abril. Al año siguiente toma la alternativa en la feria de San Pedro Regalado de su ciudad, la tarde del 13 de mayo, de manos de Paco Ojeda y en presencia de José Tomás. El toro de la ceremonia se llamó Secuestrador y pertenecía a la ganadería de Garcigrande. Previamente, se había despedido de novillero alternando en las plazas de Madrid, Valencia, Nimes, Barcelona, Murcia y Sevilla. En esta última, consiguió dar una vuelta al ruedo la tarde del 5 de mayo.

Entre los paseíllos aún realizados como novillero y los que posteriormente hizo ya de matador de toros, esa campaña consiguió torear en más de una trentena de ocasiones. En 2003 suma veintidós paseíllos, casi todos ellos en plazas de menos cuantía, a excepción de Valladolid, Salamanca y Zaragoza, donde sufre una grave cornada la tarde del 8 de octubre, en la feria del Pilar. Comienza fuerte la campaña de 2004, toreando dos tardes en la maestranza para la Feria de abril. Sus siguientes compromisos tuvieron lugar en Valladolid y en Las Ventas, donde confirmó alternativa el 18 de mayo. Uceda Leal ejerció de padrino y Antón Cortés de testigo en la lidia de reses de El Torreón. Leandro Marcos no tuvo suerte dicha tarde, ya que su balance fue de silencio en ambos toros. Casi dos meses pasaron hasta que volvió a hacer el paseíllo, esta vez en la plaza de El Puerto de Santa María el 11 de julio. En el coso gaditano consiguió dar una vuelta al ruedo tras la muerte de su último toro, de Núñez del Cuvillo. Dos daría días después en Valencia, en su feria de julio, frente a una corrida de toros de Samuel Flores. Terminó dicha campaña con más de veinte festejos toreados. Vuelve a torear en la Maestranza en la temporada de 2005, aunque su labor con los toros de Celestino Cuadri no llegó a buen puerto. Lo mismo le sucedió en las dos corridas que toreó ese año en Las ventas, el 12 de junio y el 15 de agosto respectivamente. Tal vez por la poca suerte que registró en tan importantes compromisos, esa campaña el número de festejos firmados se redujo a  una decena. De hecho, al año siguiente solo consigue hacer el paseíllo en dos ocasiones en plazas de menor cuantía.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + diecinueve =