HISTORIA DEL TORERO

Gregorio Garrido Fernández

Publicado el 15 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Torero de los de más humilde condición fue Gregorio Garrido, natural de Madrid, donde vino al mundo el 31 de enero de 1890 y atesoró toda la gracia que se atribuye a los que allí nacieron. Porque cuidado que se pasaba bien el rato con él. El 16 de marzo de 1913 se presentó en el ruedo madrileño, con cinco matadores más, para dar muerte a un novillo; como tal novillero actuó siempre en plazas secundarias, y en la de Aranda de Duero (Burgos) tomó la alternativa, de manos de Silveti, el 10 de septiembre de 1923. Marchó a México, donde toreando en Querétaro, sufrió una grave cornada en el muslo izquierdo; en 1927 abandonó la profesión para dedicarse a representaciones taurinas, y el 12 de julio de 1934 falleció en Madrid. Nadie le podrá quitar su fama de ingenioso.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − cinco =