HISTORIA DEL TORERO

ENRIQUE ESPINOZA PÉREZ (El Cuate)

Publicado el 4 de septiembre de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros de nacionalidad mexicana, nacido en Cadereyta Jiménez, estado de Nueva León, el 19 de febrero de 1976. Hizo su presentación el 9 de mayo de 1993, en Ciudad Guadalupe (Nuevo León), alternando con Salvador Mora, Paco Rocha, Vicente Salas, Antonio Santos y Paco de Cádiz. Se corrieron cuatro novillos de Santa Cruz de Arriba, uno de Arzola y otro de Manolo Martínez. Fue su única actuación en 1993, número que se elevó nueve en 1994. Al año siguiente, el 27 de agosto, hizo su debut en la monumental plaza México de la capital de su nación, con Arturo Velásquez, Talín, y Ángel de León de compañeros, para enfrentarse a un lote de don Javier Garfias de los Santos. El primero del suyo se llamó Vinatero, un buen mozo de 451 kilos, herrado con el número 106, negro, listón y bragado de Pinta, con el que no se acopló. Mejor estuvo con Carpintero, sobre que sustituyo a los corrales, con el  que demostró que es un torero con clase al que hay que esperar. Quizá por ello se le repitió el siguiente día 3 de septiembre. Solamente la espada le privó de un mayor triunfo, demostrando que además de arte posee un valor sereno. Al año siguiente, el 11 de agosto de 1996, debuta con picadores en Europa en la plaza de Parentis-en-Born, alternando junto a Él Segoviano y Julio Montes para estoquear reses de Flores Albarrán. En 1998 lidia en España y Francia un total de catorce novilladas. Resulta cogido en dos ocasiones, una en Béziers y otra en Medina de Pomar (Burgos), que no le impide tomar la alternativa en la plaza de Jaén el 18 de octubre, de manos de Manuel Díaz, El Cordobés, frente a toros de Hermanos Collado Ruiz (Asistento, Número 23, negro, de 470 kilos, fue el del doctorado). Como matador de toros debuta en su país en menos de un mes, el 2 de noviembre, en la plaza de Tlaxcala, junto a Armillita Chico y El Zotoluco, para lidiar un encierro de Bernardo de Quirós.

Confirmó alternativa en la México el 28 de noviembre de 1999. Esa tarde ejerció de testigo Fernando Ochoa, y Julián López, El Juli, hizo las funciones de testigo. El toro de la ceremonia se llamó Monseñor, negro entrepelado de 484 kilos, y pertenencia a la ganadería de Marco Garfias. En la temporada del año 2000 suma un total de quince festejos en México, e plazas como Guadalajara, Monterrey, San Luis Potosí o México, donde actuó una sola tarde, siendo silenciado. En 2001 firma un total de doce contratos, uno más que en el año 2002, en el que su tarde más importante se produce en el coso de Guadalajara, tras cortar dos orejas a su primer toro de la ganadería de José Julián. Sus actuaciones más destacadas un total de cinco orejas y un rabo. Cierra la campaña de 2004, en la que torea una docena de veces, cortando una oreja a un toro de Rancho Seco en la Plaza México. Vuelve a pisar la Monumental capitalina en dos ocasiones a lo largo de la temporada de 2005, sin demasiada suerte. Al año siguiente logra firma un total de nueve contratos, con gran presencia y triunfos en el coso de Cadereyta, que se ven prolongados en los primeros compases de la temporada 2007, siempre en plazas mexicanas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + 18 =