HISTORIA DEL TORERO

ARTURO GILIO HAMDÁN

Publicado el 26 de octubre de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros de nacionalidad mexicana nacido en Torreón (Coahuila) el 20 de julio de 1970. Debuta como novillero en Camargo, el 7 de septiembre de 1986, alternando con José Luis Orozco, Alejandro Soriano y Carlos Ortega, en la lidia de novillos de la ganadería de don Hugo Vega. En las siguiente temporadas intervino en un aceptable número de festejos. En 1987 sumó doce, en 1988 diecinueve y en 1989 la cifra ascendió a veintiocho. Suficientemente preparado, el 2 de septiembre de 1990 se presenta en la Plaza México, con novillos de don Francisco Rivera y acartelado con Ángel García, El Chaval, y Mauricio Flores.

Tuvo éxito en su presentación y, además, se convirtió en el triunfador de la temporada en la plaza México. Sin embargo, la otra cara de la moneda, también en la capital, la presentó la tarde del 28 de octubre, cuando un novillo de don Javier Garfias, hijo, le partió la tibia y el peroné de la pierna derecha. Alternaba mano a mano con Germán Garza. Ese año le anotaron dieciocho novilladas a pesar del percance. Estuvo alejado de los ruedos hasta el 5 de mayo de 1991, que reapareció en Morelia, cortando tres orejas a novillos de don Manuel Marcías en terna con Leandro Quiroga y Enrique Aguilar. Completó la campaña de 1991 con veintisiete novilladas. En 1992 solamente intervino en una novillada, la de su despedida, ya que toma la alternativa en la Plaza México el 5 de febrero, de manos de Roberto Domínguez, quien le cede la muerte del toro Chirusín, marcado con el número 44, negro bragado de capa, con un peso de 498 kilos y perteneciente a la ganadería de De Santiago Completaba la terna el diestro Jorge Gutiérrez. Regaló un sobrero del mismo hierro de todos los demás jugados, de nombre Genovés, al que, en faena memorable, le cortó las dos orejas y el rabo. De su aceptación por los públicos da idea el número de corridas contratadas en su primer año de alternativa, que asciende a cuarenta a la hora de los recuentos de fin de año, ocupando el sexto puesto del escalafón, empatado con David Silveti.

Ha toreado en las ferias de Texcoco y Aguascalientes y ha repetido hasta dos tardes más en el coso de la calle de los Insurgentes. En 1993 aumentó el número de corridas, que alcanzó la cifra de cuarenta y tres, ocupando el cuarto puesto del escalafón, pero no es contratado en la México, lo que probablemente le haga bajar su cotización y el número de contratos, que desciende a treinta en 1994. En la siguiente campaña, cuando finaliza agosto de 1995, le han anotado un total de dieciocho corridas de toros. Si de alguna manera hubiera que expresar cómo es este diestro, podría resumirse diciendo que tiene valor, intuición para el toreo y una acusada personalidad. En este año toreó en Venezuela nación en la que debutó el 24 de febrero, en la plaza de Mérida. Compartió cartel con Alejandro Silveti, José Antonio Valencia y Pedrito de Portugal para despachar un lote de Rancho Grande. Fue ese su único paseíllo venezolano. El último festejo que consta en sus estadísticas es el que torea en Puebla (México), el 16 de septiembre de 1999, donde despacha toros de Puerta Grande.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 5 =