HISTORIA DEL TORERO

Ángel García de la Flor (Padilla)

Publicado el 28 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Surgió en Sevilla con el ruido que los sevillanos armaban siempre que, a su juicio, brotaba en dicha ciudad un <<fenómeno>>; pero no había para tanto. Ni mucho menos.

Vino al mundo en la expresada capital el 25 de enero de 1872, y fue un torero basto y torpe cuyo fuerte estuvo en el manejo del sable, facilidad que de nada le sirvió al recibir la investidura de matador de toros.

Como matador de novillos se presentó en Madrid el 22 de agosto de 1895, y tomó la alternativa en la misma plaza el 19 de septiembre de 1897, de manos de Mazzantini –que le cedió el toro Rabituerto, de Miura– en presencia de Bonarillo.

A partir de 1902, más tiempo pasó en América que en España. Estuvo recluido en un manicomio mejicano; dio muerte en riña, años después, a un banderillero peruano, en Lima; se evadió del presidio, vino a España ocultando su nombre, y tras no pocas vicisitudes, se suicidó en Madrid el 17 de diciembre de 1913.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 1 =