HISTORIA DEL TORERO

Manuel Parra Fernández

Publicado el 17 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

El 7 de marzo del año 1797 vio la luz en Sevilla este matador de toros, y desde muy joven empezó a ejercitarse en las capeas de los pueblos; figuró como banderillero en las cuadrillas de José María Inclán y Panchón; mató novillos por primera vez en Madrid el 10 de julio de 1820; en la misma plaza le vieron como media-espada durante las temporadas de 1825, 26 y 27, y alternó por primera vez como matador en dicho ruedo el 16 de junio de 1828 acompañado del referido Panchón, aunque sin mediar cesión de trastos, pues repetimos que esta ceremonia no era de ordenanza.

Hábil torero, modesto y valiente, fue víctima del toreo por cogida en el ruedo madrileño el 26 de octubre de 1829, fecha en que se verificó una corrida con dos toros en plaza entera estoqueados por Juan León y seis en división de plaza, de cuya muerte se encargaron Manuel Parra y Manuel Romero. Pasando Parra de muleta al toro Melenito, retinto, de la ganadería de Lizaso y Laborda, de Tudela (Navarra), fue cogido y sufrió una cornada que en un principio no pareció de gravedad, tan es así que marchó a Sevilla, y en esta capital, y a consecuencia de dicha lesión, dejó de existir el 20 de noviembre del mismo año.

Con la incomodidad que entonces se realizaban los viajes, fue una imprudencia ponerse en camino sin estar completamente curado.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve − 6 =