HISTORIA DEL TORERO

FRANCISCO LUIS BARROSO MARTÍN (Francisco Barroso)

Publicado el 31 de mayo de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros que nació en Huelva, el 15 de marzo de 1971. Al lado de su padre, Eugenio Barroso, excelente aficionado, que llegó a torear sin picadores, comenzó su andadura taurina después de llegar a la Selectividad. Por vez primera viste de luces, de azul y oro, en la localidad onubense de Puebla de Guzmán, el 11 de agosto de 1991. Alterna con Jesús de Fariñas en la lidia de reses de don José Luis Osborne Vázquez. También vestido de azul y oro debuta con picadores la temporada siguiente, el 5 de julio, en la plaza de toros de El Puerto de Santa María. Sus compañeros de cartel son Sergio Ríos, Rafaelillo de Ubrique, y Rafael Osario, que también hacía su presentación con los del castoreño. Lidiaron novillos de la ganadería del señor Conde de la Maza. Tras la muerte de los dos que le correspondieron en suerte, Francisco fue silenciado en su labor y premiado con una oreja, respectivamente. Solamente actúa otra tarde con picadores en esta su primera campaña con los del castoreño. En 1993 tampoco consigue superar en número de dos actuaciones, algo que en 1994 cambia, ya que cuando acaba la temporada en las estadísticas se le anotan once novilladas con picadores con importantes triunfos, al menos por las orejas y rabos que se ha llevado, pero que, excesto su aparición en Huelva, el 5 de agosto, ha sido en cosos de escasa importancia. En 1995 suma nueve novilladas, entre ellas la de su presentación en Madrid el 15 de julio, en novillada nocturna y acartelado con Juan de Pura y Francisco Porcel, ambos también debutantes en Las Ventas. En primer lugar estoquea un novillo llamado Atrevido, número 50, negro salpicado, de 454 kilos y con la divisa de doña Rocío de la Cámara Ysern. Se lidiaron cuatro novillos del hierro de los señores Hermanos Vergara y dos, el segundo y el cuarto, este último como sobrero, de la ganadería citada en primer lugar. A pesar de que no consigue despegar en cuanto a número de novilladas toreadas, en comparación con la expectación y el reconocimiento que despierta entre los aficionados, toma la alternativa en su Huelva natal el 14 de agosto de 1997. Manuel Díaz, El Cordobés, le cede la lidia del toro Amapolo, número 66, negro zaino, de 493 kilos y de la ganadería de José Ortega, en presencia de Vicente Barrera. Corta tres orejas. Los contratos no llegan, vistiéndose de luces pocas tardes cada temporada, y el 20 de agosto de 2000 confirma en Las Ventas, en un cartel típicamente veraniego. Con toros de Conde de la Maza lo acompañan Dinastía y Francisco José Porras. El toro de su confirmación –muy complicado, como todo el encierro– se llamó Cerraduro, fue castaño chorreado y pesó 514 kilos. Esa temporada la concluye con siete actuaciones, destacando el triunfo en la feria de Huelva el 4 de agosto. Vuelve a repetirse la situación prácticamente en 2001, con triunfo en la feria de su tierra y seis actuaciones, y en 2002 y 2003 la cifra se reduce a la mitad, cortando una oreja de nuevo en la plaza de Huelva en ambas temporadas. En las dos siguientes temporadas solamente se viste una tarde por año y su situación mejora sensiblemente en 2006, cuando hace seis paseillos aunque ninguno en plaza de importancia.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 10 =