HISTORIA DEL TORERO

JOSÉ NICASIO BARTOLOMÉ JUSTADO (Pepe Colmenar)

Publicado el 31 de mayo de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros, nacido en Colmenar Viejo (Madrid) el 11 de octubre de 1948, dedicado en su adolescencia a faenas campesinas. Criado en tierras de añejo abolengo ganadero, bien pronto sus pensamientos y deseos se centran en vestir algún día el traje de alamares, lo que, finalmente, llevaría a cabo en la plaza de Oviedo el 19 de marzo de 1965 para despachar un encierro de Clodoaldo Rodríguez junto a Florencio Blázquez, Flores Blázquez, y Francisco Asensio. Participa en una veintena de festejos económicos antes de intervenir en su primera corrida picada y no mucho más tarde hace su presentación en la madrileña plaza de Las Ventas, donde alternó con Joaquín García, El Cazalla, y Antonio Rojas en la lidia de ganado del marqués de Villagodio. Como dato del valor demostrado en tal ocasión cabe citar el que a sus dos novillos los recibiera a portagayola para darles la larga cambiada de rodillas. Toreó tal temporada tan solo dos funciones, seis en las siguientes de 1971 y 1972 y alcanzó la decena en 1973. El 25 de agosto de 1974 tomó la alternativa en su ciudad natal de manos de Andrés Vázquez, en presencia de Francisco Ruiz Miguel, con ganado de El Pizarral, en festejo en que también actuó el rejoneador Curro Bedoya. Logra un sonado triunfo al cortar las dos orejas del toro de la ceremonia y dar una vuelta al ruedo en el que cerró plaza. El siguiente 15 de septiembre confirma su doctorado en Madrid con un encierro de Francisco Campos Peña actuando Ricardo de Fabra y Florencio Casado, El Hencho, de padrino y testigo, respectivamente. No intervino en más corridas de toros tal año y, posteriormente, lo ha hecho en dos ocasiones en cada una de las Campañas de 1975 y 1976. Durante 1977 y 1978 intervino en poquísimos festejos, dejando muy buena impresión en el celebrado en Madrid el 20 de agosto de 1978, ya que mostró voluntad, valor y buenas maneras con los toros de la vacada de Camaligera que le corrspondieron. Su nombre fue paulatinamente escaseando en los carteles y decidió colcarse en otras facetas del toreo, sobre todo en tareas empresariales y de apoderamiento.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × dos =