HISTORIA DEL TORERO

FRANCISCO DELGADO ESPINO (Paco Delgado)

Publicado el 16 de agosto de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros. Nació en Úbeda (Jaén) el 7 de marzo de 1971. Tomó parte en el festejo celebrado el 29 de mayo de 1986 en Úbeda, su ciudad natal, en el que también intervinieron Vicente Bejarano, Enrique Ponce, Manuel Callejas y Emilio Izquierdo. Su acertada labor con el astado de la ganadería de Roque Jiménez que le correspondió fue premiada con una vuelta al ruedo. Su primera actuación vestido de luces fue en Baeza (Jaén), el 10 de agosto de 1986. Debuta con picadores en su ciudad natal, el 1 de julio de 1989, acompañado de Enrique Ponce y El Madrileño, para lidiar novillos de los señores Hijos de don Bernardino Giménez Indarte. A los dos que le corresponden en suerte les corta la oreja. Esa es su única actuación en la temporada. En la siguiente de 1990 tampoco torea demasiado, ya que cuando acaba solamente le tenía anotadas siete comparecencias con caballos, principalmente en cosos de su región. En 1991 interviene en veintiocho novilladas, siendo el año de su lanzamiento. Entre las toreadas está la de su presentación en Madrid, vestido de blanco y oro con remates negros, que tiene lugar el 27 de junio, con reses de Peñajara y con José Antonio Muñoz, que también toreaba por primera vez en Las ventas, y Manolo Sánchez formando parte del cartel de esa tarde. Su primer ejemplar se llama Barbero, está marcado con el número 97 y es negro, listón, bragado y meano de pinta.

En 1992, cuando lleva toreadas más de veinticinco novilladas, la última de ellas en Almodóvar del Campo (Ciudad Real), el 18 de septiembre, con El Millonario y Óscar Higares, y novillos de los señores Hermanos Marcos López, se despide del escalafón. Unos días después, el 29 de septiembre, en su localidad natal, recibe la alternativa de manos de Litri, quien, en presencia de Julio Aparicio, le cede la muerte del toro Remendón, herrado con el número 88, burraco de capa, perteneciente a la ganadería de don José Luis Osborne Vázquez, única res que mata, pues es cogido y resulta herido de pronóstico grave. Le cortó las dos orejas y el rabo. Con este único festejo termina la primera campaña en la que actúa como matador de alternativa. Cinco corridas torea en 1993, sin que puedan destacarse más éxitos que los obtenidos las tardes que torea en su localidad natal.

Participa en diez corridas de toros en 1994, tres de ellas en Úbeda, obteniendo un importante éxito la tarde del 2 de abril, en la que se encierra en solitario con seis toros de Cetrina, a los que corta seis orejas y un rabo. Unos meses después, el 19 de junio, hace el paseíllo en Madrid para confirmar su doctorado. Emilio Silvera le cede, en presencia del mexicano Alejandro Silveti, la muerte del toro Cocino, marcado con el número 69, colorado bragado y meano, de 543 kilos y perteneciente al hierro del conde de la Maza. Vistió de azul celeste y oro. José Luis Suárez-Guanes dice en ABC, en la crónica del festejo: <<Paco Delgado anduvo bien en el toro de la confirmación. Con estilo y técnica en el toro doctoral, aunque su faena muleteril fuera de más a menos. Su rival, abanto de salida y huido en el primer tercio, terminó embistiendo bien. Resultaron logradas las series diestras del torero de Úbeda, siendo la tercera de las cuatro que dio el punto culminante. Luego bajó bastante el nivel adquirido, pero dejó cierto regusto>>. En 1995 únicamente le he anotado cinco paseíllos. Más tarde participa de forma irregular en un reducido número de festejos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 3 =