HISTORIA DEL TORERO

EMILIO JOSÉ CHAMÓN ORTEGA (Chamón Ortega)

Publicado el 14 de julio de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Madrid, en Villaverde, el 2 de agosto de 1979. A los nueve años ingresó en la Escuela de Tauromaquia de Madrid Marcial Lalanda. Poco después toreó su primer becerro en Villarejo de Fuentes (Cuenca), y vistió su primer vestido de luces el 4 de abril de 1993 en la localidad toledana de Villarrubia de Santiago. En la plaza de toro francesa de Sant Vicent de Tyrosse debutó con picadores el 12 de mayo de 1994, lidiando reses de Oliver Fernay junto a los novilleros Javier Conde y Javier Clemares. Hizo s presentación en la plaza de toros de Las Ventas el 15 de octubre de 1995, estoqueando novillos de Palomo Linares, y Chicote y Macareno como compañeros de cartel. Su primer paseíllo en el ruedo venteño lo salda cortando una oreja del novillo que cierra el festejo, un éxito que le sirve para volver el 22 de octubre al mismo escenario. Vistió de rosa y oro con cabos negros. Al año siguiente, tras participar en la feria limeña del Señor de los Milagros, actuó cuatro tardes en la Monumental de Las Ventas y obtuvo un balance muy positivo, pues consiguió dar cuatro vueltas al ruedo dejando constancia de su excelente corte de torero. Durante esta temporada hace su presentación en las plazas de Cuenca. Soria, Albacete, y Zaragoza. Su bautismo de sangre tiene lugar el 5 de septiembre de 1997 en El Álamo, un percance de pronóstico grave ocasionado por un utrero de El Ventorrillo que le obligó a dar por finalizada la temporada, aunque antes, el 16 de marzo, vuelve a cortar otra oreja en Madrid, en esta ocasión a un novillo que luce la divisa de don Pablo Jiménez Pasquau. Al año siguiente, el 21 de enero, reaparece proclamándose triunfador de la novillada incluida en el abono de la feria de San Cristóbal en Venezuela. Tras cuatro años en el escalafón inferior, en los que supera la importante cifra de cien espectáculos, decide tomar la alternativa en la plaza Cubierta de Leganés (Madrid), de manos de Jesulín de Ubrique, quien, en presencia de Pepín Liria, le cede la muerte del toro Urcola, número 1, negro, mulato, meano, de la ganadería de Nazario Ibáñez. Fue una tarde feliz, pues consigue salir por la puerta grande tras cortar una oreja de cada ejemplar de su lote. Vistió de blanco y plata. Al año siguiente, el 15 de agosto de 1999, confirmó el doctorado en Madrid con el toro Cegato, número 77,negro, bragado, meano, de la vacada de María Luisa Domínguez Pérez de Vargas. Ceremonia en la que actuaron de padrino y testigo, respectivamente, Pepín Jimenez y Luis Miguel Encabo. Finalizó esta primera temporada toreando un escaso numero de festejos, circunstacia que se repite en posteriores campañas, donde no rebasa la decena de actuaciones. Desde que debutó con picadores ha hecho el paseíllo en Las Ventas en dieciséis ocasiones, cuatro de ellas como como matador de toros, de las que sobresale por ser más completa la tarde de su confirmación. En las plazas suramericanas de Acho, San Cristóbal, Barcelona o Maracaibo goza de ambiente y cartel, pues, no en vano, ha participado con notable fortuna en numerosas corridas de toros y festivales. Chamón Ortega es un torero de corte castellano, de sobrias y elegante maneras, que ha demostrado poseer el valor necesario para ocupar un puesto más destacado dentro del escalafón superior.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve + 12 =