HISTORIA DEL TORERO

ELOY CAVAZOS

Publicado el 1 de abril de 2022
Abel Murillo Adame logo

Compatriota del anterior, y hombre de menuda talla según las informaciones de la prensa mejicana.

Nació en Villa de Guadalupe de (Nuevo León) el 25 de agosto de 1950. Tampoco tenemos de él más noticias que nos permitan formular un juicio de sus aptitudes.

Sabemos que tomó la alternativa en la plaza <<México>> de la capital de su país el 14 de enero de 1968. Le cedió los trastos Alfredo Leal, se lidiaron toros de Jorge Cabrera y el segundo espada de la corrida de tal ceremonia fue Jaime Rangel.

El 12 de junio de 1966 marcó oficialmente el debut en los ruedos del torero regiomontano, Eloy Cavazos, considerado entre las grandes figuras en la historia de la fiesta brava. El Pequeño Gigante de Ciudad Guadalupe recuerda aquella tarde de su presentación en la Plaza México, en la que cortó dos orejas y marcó el inicio de un camino plagado de triunfos. Jovial, franco, atento, campechano en su diálogo, el matador de toros en retiro comparte el recuerdo de aquel día y anécdotas de su primer paso en la tauromaquia, cuando aun no cumplía los 16 años de edad.

En las crónicas, Eloy era calificado como un torero espectacular, variado, garboso y simpático, que tenía valor, oficio y decisión, que tenía carisma con el público y mostraba una extraordinaria estocada en la suerte de matar.

“Ahora me acuerdo cuando me decían que por chiquito (1.65 metros) no mataría nunca a un toro. Jamás tuve complejo, pero sí miedo y dificultad, sobre todo cuando me tocaba un burel muy grande. Pero esto era mi vida y cumplir 50 años es una bendición de la Virgen Guadalupana.”

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez − 9 =