HISTORIA DEL TORERO

ANDRÉS CABALLERO DEL CAMPO

Publicado el 15 de junio de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros natural de San Sebastián de los Reyes, en las inmediaciones de Madrid, donde nació el 20 de octubre de 1964. Alumno de la Escuela de Tauromaquia de la Capital de España, en sus inicios utilizó el apelativo familiar de Andresín. Su primera novillada con picadores fue el 11 de septiembre de 1983, en Majadahonda, con el infortunado Cesterito de compañero, lidiando cuatro novillos de los señores Herederos de don Baltasar Ibán Valdés. Durante la temporada de 1984 comienza a tomar parte en festejos de cierta categoría, lo que lleva a cabo con singular fortuna. El 6 de febrero en Valdemorillo le entregan tres orejas de reses del hierro de Samuel de Paz, ante José Antonio Carretero y Gregorio Moreno Cruz. Un apéndice de un ejemplar de la divisa de Fernández Plá se lleva el 18 de marzo de Logoño en presencia de Emilio Oliva y Blas Fernández, Gallito de Alfaro. El 9 de septiembre, en Lerma, alterna con José Andrés González en la lidia de cuatro astados de la vacada de Dionisio Rodríguez, y le conceden un total de tres orejas y un rabo. En el coso madrileño de Las Ventas actúa repetidas veces dejando siempre un magnifico sabor de boca, en unas novilladas sin picadores de un ciclo de promoción de nuevos valores. Lo hizo, al menos, el 19 de julio, junto al citado González y Francisco de la Haba, Zurito, y el 23 de agosto, en la función final de la serie en la que compitió con los mencionados Carretero y González, con astados de la ganadería de Pablo Mayoral en el redondel. El mejor resultado conseguido durante esta campada de 1984, en la que ya intervino en cuatro festejos con caballos, lo alcanzó el 14 de septiembre en Hervás al llevarse cuatro orejas y un rabo en el esportón, de bureles de la divisa de Dionicio Rodríguez. También comienza su temporada de 1985 en la localidad serrana y madrileña de Valdemorillo, y asimismo triunfa en el empeño al cortar tres orejas de astados de la vacada de Justo Nieto, delante de los repetidos Carretero y González. El 7 de abril, en Barcelona, le otorgan las dos orejas y el rabo de un pupilo de Arcadio Albarrán, resultando cogido por su segundo, que le propinó una cornada, que no reistió gravedad, en la región perineal inferior. Al ser televisado en directo el festejo del 1 de mayo en Lerma, pudieron contemplar varios millones de españoles cómo le fueron entregadas hasta tres orejas de conúpetas de la ganadería de Joaquín Buendía, lo que también testificaron sus compañeros de cartel Carmelo Garcia, Carmelo, y Carretero. Las cuatro orejas y los dos rabos le adjudicaron el 15 de agosto en Hervás, de novillos del hierro de los hermanos Santamaría con Luis Miguel Calvo y Rui Bento Vasques de compañeros de terna. Cerró su brillante campaña de 1985 con veintiséis corridas toreadas, y el 4 de mayo de la posterior se presenta con picadores en Madrid, donde alternó muy acertadamente con Francisco Mahillo, Paco Machado, y José Manfredi en la lidia de un encierro de Martínez Uranga remendado con una res de la vacada de La Ermita. En Éibar, el 24 de junio, le conceden tres orejas de reses de la divisa de Lamamié de Clairac, y el 27 de julio, en Collado-Villalba los máximos despojos de cada uno de los ejemplares de la ganadería de Los Bayones que formaron su lote. No pudo dar muerte el 3 de agosto en la localidad francesa de Hagetmau a ningún novillo de la vacada de Rocío de la Cámara, al resultar herido, aunque fuera superficialmente, durante la lidia de su primer oponente. En su natal San Sebastián de los Reyes toma la alternativa el 29 de agosto de 1986 al cederle José Ortega Cano, en ceremonia testificada por Pepín Jiménez, la muerte del toro Simpatía, número 1, negro de la divisa de Marcos Núñez, al que el nuevo doctor le cortó una orejas siendo más completa su labor con el que cerró el festejo, al que desorejó por partida doble. Participa en otras tres funciones mayores en el resto de la campaña y comienza con fuerza la de 1987 al obtener tres orejas el 5 de abril en Éibar, cuando alternó con Luis Reina y Pepín Jiménez en la lidia de tres astados de la divisa de Francisco Javier Osborne y otros tres de la de Antonio Rivas. Esa temporada interviene en veinticuatro corridas de toros, tres de ellas en Francia. La siguiente de 1988 el número desciende a cuatro, incluida su confirmación de alternativa en Madrid. Es el 18 de septiembre, en la última de sus actuaciones esa temporada. Oficia de padrino Paco Alcalde, quien, en presencia de Rafael de la Viña, le cede la muerte del toro Campanilla, herrado con el número 38, negro de capa, de 533 kilos de peso y perteneciente a la divisa de El Sierro. Vistió Andrés de blanco y oro. Excepto en 1989, en que torea solamente dos corridas, se estabiliza en un número pequeño de ajustes y así torea cinco en 1990, siete en 1991, seis en 1992, once en 1993 y nueve en 1994. Torero de portentosas facultades fisicas, muy espactaculas en Banderillas, tercio en el que posee sobrada técnica con la muleta, en 1995 solo se viste de luces en dos ocasiones. Una vez retirado de los toros, sigue ligado al mundo como apoderado.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + 5 =