HISTORIA DEL TORERO

SERGIO DE GREGORIO AGUILAR (Sergio Aguilar)

Publicado el 23 de noviembre de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros, nace en Madrid el 24 de julio de 1980. Ingresa muy joven en la Escuela Taurina de Madrid donde aprende la que ha de ser la base sobre la que se asiente su toreo. Este aprendizaje le lleva por tan buen camino que llega a torear en una de las finales del centro. El día 27 de enero de 1999 debuta con picadores en San Cristóbal (Venezuela) alternando junto a Ignacio Garibay y Hugo José Molina, El Morocho, ante utreros de Rancho Grande. Aguilar corta una oreja al segundo de su lote. Completa esa campaña actuando en otras veinte ocasiones debutando en los cosos de Barcelona y la Maestranza de Sevilla. Esta campaña destaca el triunfo que obtiene en Arrendó, donde sale en hombros tras cortar una oreja a cada uno de los ejemplares de Adolfo Martín que le corresponden en suerte. Comienza la temporada 2000 cortando una oreja en San Sebastián, éxito que repite en el mismo coso una semana después. Esa temporada se presenta en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Sebastián Castella y Alberto Álvarez fueron sus compañeros de cartel para estoquear un encierro de Peñajara. El novillero corta una oreja y resulta cogido, sufriendo una rotura de ligamentos internos de la rodilla derecha. En 2001 hace el paseíllo en 28 ocasiones cortando 21 orejas. Actúa este año en dos ocasiones en la Monumental madrileña sin qué la suerte lo acompañe. En la campaña 2002 suma doce festejos, acudiendo al coso madrileño de Las Ventas tres tardes, consiguiendo una de ellas dar una vuelta al ruedo que le supuso la repetición días después sin que pudiera repetir éxito. Toma la alternativa en la Feria de San Isidro de 2003, concretamente el día 4 de junio; Joselito le cede los trastos en presencia de Víctor Puerto. El toro de la ceremonia pertenecía a la ganadería de Partido de Resina, era cárdeno bragado y meano, estaba herrado con el número 37, pesaba 551 kilos y respondía al nombre de Venezolano. Esa temporada hace el paseíllo en cinco corridas de toros más en nuestro país, destacando la tarde del 12 de octubre en la Maestranza de Sevilla, donde le corta una oreja a un ejemplar de Gavira lidiado en sexto lugar tras un valeroso trasteo. En 2004 vuelve al coso del Baratillo dos tardes resultando cogido una de ellas, resintiéndose de la rotura de los ligamentos de la rodilla derecha que sufrió años atrás. Pero ahí no quedaron los percances ya que el día 9 de octubre sufrió en Valencia una cornada en el muslo izquierdo de pronóstico grave. En 2005 solo actúa en tres ocasiones, casualmente en tres cosos de primera categoría como la Maestranza, Valencia y Las Ventas, sin que brille ninguna de sus labores. La temporada siguiente solo se viste de luces una tarde para hacer el paseíllo en la Monumental madrileña ante un encierro de Atanasio Fernández que no le dio opciones. Torero de valor frío con un concepto estoico del toreo basado en la quietud, no ha rehuido hacer el paseíllo en plazas de responsabilidad si bien necesita un triunfo sonado para relanzar su carrera.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 2 =