HISTORIA DEL TORERO

RICARDO AGUÍN OCHOA (El Molinero)

Publicado el 24 de abril de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido circunstancialmente en París el 30 de abril de 1970, y residente en Aragón. Su madre, como cocinera, y su padre, como chófer particular, trabajaron para la actriz Romy Schneider. No tiene antecedentes taurinos familiares, pero la proximidad a una placita de tientas llamada El Tentadero de Casetas, localidad a la que se traslada cuando tiene 5 años de edad, influye en su vocación. Toma el apodo de la finca de su abuelo, en la que todavía se conservan los restos de un molino. Por vez primera vistió de luces en Arcos de Jalón (Soria), el 15 de septiembre de 1985, con Fernando Fabré y Carlos Monzón de compañeros. En sus comienzos compartió muchos carteles con su amigo Luis Martínez, El Ribereño, joven novillero que no llegó a debutar con picadores y que falleció a edad temprana. Su debut con los de a caballo fue en la plaza de Zaragoza, el 15 de mayo de 1988, con reses de la ganadería de Montalvo y acartelado con Víctor Manuel Blázquez y Antonio Posada. Esa campaña finaliza para él con eses único festejo, circunstancia que se repite el siguiente año de 1989, pero en 1990 el número de actuaciones aumenta hasta seis, la mayoría en su región, pero con un festejo en Huesca y dos salidas al ruedo de Zaragoza. En 1991 se viste de luces cinco tardes, una de ellas para participar en la importante feria de novilladas de Villa del Prado, pero en 1992 alcanza el mayor número de su carrera, con 30 salidas a los ruedos españoles. Entre ellas hay que destacar su primera actuaciín eb Barcelona, el 28 de junio, y su presentación en Madrid, el 11 de julio de 1992, teniendo como compañeros a Jesús Romero y Conrado Muñoz, y que también hacia su debut en Madrid, y lidiando reses de la ganadería de Palomo Linares. El primero de su lote se llamó Gargantillo, tenía el número 70 marcado en su piel, era negro de pintq y pesó 446 Kilos. No tuvo mucha suerte con él, pero sí en el segundo de su lote, al que le cortó una oreja. En 1993 se despide de novillero, cuando lleva toreadas nueve novilladas, en Madrid, el 10 de mayo. Alterna con Juan Carlos García y Ricardo Ortiz. Lidian novillos de Manuel Martín Peñato. Entre los festejos contratados ese año como novillero está el del 27 de febrero, en Nimes, en el que hace su presentación en Francia. Alterna en tal ocasión con El Madrileño y Javier Conde, matando dos novillos de la divisa sevillana de Manolo González. Tomó la alternativa en Zaragoza, el día 4 de julio de 1993, vestido de corinto y oro, y de padrino el mexicano Armillita Chico, y completó la terna el diestro Joselito. El toro fue de la ganadería de Los Guateles, estaba marcado con el número 42, era negro bragado de capa, dio en la báscula un peso de 491 kilos y se llamaba Sorpreso. Su segundo toro perteneció a la divisa de la viuda de Martínez Benavides. Con tres corridas más finaliza su campaña, entre ellas la del día 24 de septiembre en Zaragoza, última de sus actuaciones, en la que el toro Relicario, negro, herrado con el número 108, de 523 kilos, lidiado en último lugar, del hierro de Castillejo de Huebra, al hacer un desplante a destiempo le infiere una grave cornada. El cuerno le produjograndes destrozos musculares y venosos en la región trocantérea y glútea izquierda, con herida tres trayectorias, de 30 y 10 centrimetros. Su apoderado de siempre, Dionisio Recio, declaraba el torero permanecía en la UCI, que la intención de ellos era torear el día del Pilar en festejo que ya tenia contratado, pero la gravedad de las heridas no lo hizo posible. En 1994 toreó seis corridas de toros: dos en Zaragoza; dos en Ejea de los Caballeros, donde se encierra con seis toros de don Fermín Bohórquez el 26 de junio y repite el 4 de septiembre; otra en Calamocha, y una más en Algete. La campaña de 1995 es parecida en su marcado carácter regionalista, ya que de los 11 paseíllos que hace seis son en los cosos aragoneses. Sin embargo, el 27 de agosto toreó en Madrid para confirmar su doctorado. Oficia de padrino de la ceremonia el onubense Emilio Silvera, quien le cede la muerte del toro Palomito, un ejemplar marcado con el número 52, cárdeno bragado de capa, de 526 kilos de peso y con la divisa de los señores Molero Hermanos. Vistió Ricardo de burdeos y oro y completó el cartel el murciano Antonio Mondéjar. Tuvo una actuación digna, se le aplaudió en ese toro de la confirmación y dio una vuelta al ruedo en el segundo de su lote. Los años siguientes vio cómo mermaban sus cifras a final de cada temporada y decidió retirarse del toreo el 14 de octubre de 2004, en la feria de Zaragoza, compartiendo cartel con los paisanos Paulita y Alberto Álvarez. El toro de la despedida, de Carriquiri, se llamó Cariñoso. Decidió seguir ligado al mundo del toro ejerciendo como apoderado. Su última actuación como matador tuvo lugar en un festival celebrado el 1 de mayo de 2006 tomó los palos a las órdenes de López Díaz y, a partir de esta fecha, ha comparecido, además de con el citado matador, con Tomás Zurano, Daniel Cuevas, Jesús Millán y Francisco Javier. Fue galardonado con el premio al mejor toreo de capote en la Feria del Pilar del 2006 por la mejor puesta en suerte al caballo de un toro de Samuel Flores.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − 16 =