HISTORIA DEL TORERO

RAFAEL PEREA CANO (BONI)

Publicado el 7 de febrero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Es hijo del famoso ex peón de brega Bonifacio Perea, primero en ostentar dicho apodo, y nació en Madrid el 12 de noviembre de 1913, en cuya plaza no se presentó como novillero hasta el 22 de agosto de 19490, alternando con Gallito y Miguel del Pino en la lidia y muerte de seis astados de Sánchez Cobaleda.

Novillero aceptable y fino, careció, de de espíritu de lucha, y creyendo que en Méjico encontraría mayor expansión para su arte, allí desarrolló Sus actividades a partir del año 1945 y allí le dedicaron una esciltura que se le hizo en recuerdo de un quite que ejecutó el día de su presentación en dicha capital, el 24 de junio de 1945, en una novillada en la que alternó con los mejicanos Leopoldo Gamboa y Félix Briones y el argentino Rovira. En el octavo, Madrileño de nombre y castaño de pelo, de la ganadería de Garza, plasmó el Boni tres verónicas y media que fueron un portento y merecieron que el escultor Yust las moldelara componiendo un grupo escultórico natural, para instalarlo como elemento decorativo en dicha plaza.

Datos son estos que, por tratarse de un caso insólito, tomamos del anuario de Don Luis Correspondiente a los años 1945-1946 y titulado toros y Toreros. Creemos que merece la pena recogerlos.

Bueno, pues el tal Boni tomó primeramente en Orizaba, el 18 de novienbre de dicho año 1945, una alternativa que le concedió Luis Briones, pero por ser inválida, o nula para los efectos de antigúedad, tomó otra el 26 de febrero de 1946, de manos de Manolete, en la plaza <<México>> de aquella capital, en cuya corrida actuó Procuna de segundo matador y se lidiaron toros de Torrecilla.

de nada le sirvió el ascenso, porque en España no cuajó como matador de toros y hubo de abandonar la espada para tomar las banderillas.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − dieciocho =