HISTORIA DEL TORERO

Rafael Bejarano y Carrasco (Torerito)

Publicado el 26 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Le protegió Lagartijo porque creyó ver en él a un gran estoqueador, y luego de llevarle algunos años en su cuadrilla, le dio la alternativa en Madrid, el 29 de septiembre de 1889, al cederle el toro Cocinero, de don Anastasio Martín. Fueron testigo Frascuelo y Tortero, pues la corrida se compuso de la lidia de ocho astados.

Nació en Córdoba el 15 de diciembre de 1863, y falleció en la misma ciudad –minado su organismo por la tuberculosis –el 22 de noviembre de 1900.

Tuvo facilidad para echar carne abajo; pero sin las ayudas de Lagartijo y de Guerrita, y no obstante el auge en que estaba entonces la estocada, habría toreado bastante menos, con todo y no habérselo disputado los empresarios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis − seis =