HISTORIA DEL TORERO

Ponciano Díaz y Salinas

Publicado el 26 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Aquí tenemos al primer matador de toros mejicano que tomó la alternativa en España, adonde vino en el año 1889 con dos picadores llamados Agustín Oropesa y Celso González, cuyos tres diestros se presentaron en la plaza de Madrid el 28 de julio de tal año para ejecutar un toreo exótico a Caballo, cuyo conjunto de suertes recibe la denominación de <<jaripeo>>.

Nació en Atenco (Méjico) el 19 de noviembre de 1858, y el doctorado lo obtuvo en Madrid el 17 de octubre del precitado año 1889, de manos de Frascuelo y con Guerrita de segundo espada, lidiándose en tal corrida tres toros de Veragua y otros tres de Orozco, de la primera de cuyas ganaderías fue el de la cesión, llamado Lumbrero, negro. Demostró bravura como estoqueador, y seguidamente regresó a Méjico, donde, después de ser torero, se dedicó a empresario. Falleció el 15 de abril de 1897.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 3 =