HISTORIA DEL TORERO

Pacomio Peribáñez Antón

Publicado el 4 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Buen torero fue este diestro castellano, un torero que hubiera podido brillar más si los graves accidentes que sufrió no le hubieran cerrado el paso.

Los más peligrosos fueron las cornadas que recibió el 18 de junio y el 18 de septiembre de 1916 en Madrid y Valladolid, respectivamente, y, sobre todo el Choque de la motocicleta, en la que hacía una excursión, con un camión militar, el 29 de abril de 1917 en la carretera de Extremadura, cerca de Madrid. Tanta importancia tuvo este percance, que Pacomio no pudo torear en todo el año. Estos contratiempos mermaron considerablemente sus facultades.
Nació en Valladolid el 14 de mayo de 1882; se presentó en Madrid como novillero el 29 de junio de 1908, para matar reses de Pablo Romero con Platerito y Punteret; tomó la alternativa en su ciudad natal el 24 de septiembre de 1911, de manos de Manolete, con Gaona de testigo y toros de González Nandín, y no la confirmó en Madrid hasta el 21 de igual mes de 1913. En esta ocasión fue Guerrerito el padrino y Celita el segundo espada.

Cuando en 1916 parecía haberse situado en un lugar apetecible, llegaron los referidos accidentes. En 1919 decidió retirarse y se despidió de sus paisanos; pero posteriormente toreó algo como banderillero. Después de pasar varios años retirado, falleció en Madrid el 2 de enero de 1964.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − siete =