HISTORIA DEL TORERO

MANUEL SÁNCHEZ HERNÁNDEZ

Publicado el 10 de enero de 2024
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros mexicano que nació en México, D. F., el 21 de enero de 1966. El 6 de junio de 1983 dio muerte, en forma aceptable, a un astado de la vacada de Quiriceo en Xochimilco (México) en presencia de sus compañeros en la arena Antonio do Carmo, José Huerta y Fernando López. Similar labor llevó a cabo el 13 de julio de 1986 en la placita Rancho del Charro, de la capital azteca, al enfrentarse a una res de la divisa de María del Carmen ante los también espadas noveles Ernesto García, Javier Romero y Carlos Villaseñor. En la Monumental Plaza México hizo su presentación el 7 de diciembre de 1986, con Alejandro del Olivar y Aurelio Mora, El Yeyo, de compañeros y novillos de la divisa de Tenesaca. En la siguiente temporada llegó a sumar treinta novilladas y en él vieron arte y oficio suficiente para convertirse en una figura del toreo. Pero no se mantuvo en ese número importante de contratos, y bajó a seis en 1988 y a doce en 1989. Dos novilladas toreó en 1990, antes de doctorarse en Texcoco, estado de México. Fue padrino de la ceremonia Eloy Cavazos, quien, en presencia de Mariano Ramos, le cedió la muerte de un toro con la divisa de Real de Saltillo. Ese año participó en cuatro corridas de toros. En 1991 intervino en ocho y en el siguiente de 1992 en igual número, incluida su confirmación en La México, el 6 de septiembre. Fue padrino de la misma Héctor de Granada, quien, en presencia de Germán Garza, que también confirmó, le cedió la muerte del toro Macareno, número 115, cárdeno claro y bragado, de 516 kilos, con la divisa de Progreso San Mateo. Pero en tarde trascendental en su carrera no triunfó. Solamente mostró destellos de su arte y en un deseo de alcanzarlo regaló un sobrero de Soltepec, con el que tampoco lo logró. Su mentor, Juan Hernández, había dicho: <<Si no triunfa, la gente no le perdonará que haya dejado de ser una figura del toreo, pues tiene un arte privilegiado>>. Debió de ocurrir algo así, ya que en 1993 no se vistió de luces, lo hizo en una solitaria ocasión en 1994, y en 1995, no lo hizo en ninguna.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 9 =