HISTORIA DEL TORERO

MANUEL ALONSO HERRERA (Herrerita)

Publicado el 1 de mayo de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Ribaldo el 18 de agosto de 1948, que su primer conctacto con la fiesta brava al comenzar como ayudante de los monosabios que, dependientes delempresario de caballos Pedro Pradera, actuaban en la plaza de su villa natal. su primera actuación como espada de la que me llegó noticia fue la del 23 de mayo de 1968, en el coso bilbaino de Vista Alegre, donde en presencia de Félix López, El Regio, y José Ignacio Quintana estoqueó dos reses de Julio Jiménez con el éxito que supone cortar una oreja a su primer enemigo y dar una vuelta al ruedo en su segundo. Durante la temporada de 1969 participó en 14 corridas picadas, cifra que no supeó en las siguientes. Su presentación en la plaza de Las ventas, de Madrid, la demoró –posiblemente muy a su pesar– hasta la tarde del 24 de junio de 1973, sin que su labor tuviera relieve alguno. Alternó en tan importante ocasión con Francisco Núñez y Pedro Sánchez en la lidia de un encierro de Gabriel Hernández Pía. Tomó la alternativa en la feria de Bilbao del siguiente año, el 18 de agosto, apadrinado por Curro Fuentes, con Paco Bautista de testigo de la ceremonia. Se corrieron cinco toros de Pablo Romero y uno de Antonio Martínez Elizondo (jurgado en cuarto lugar) e intervino en el espectéculo el rejoneador Gregorio Moreno Pidal. No toreó más festejos en tal temporada ni se le anotó alguno en 1975. En la posterior campaña toreó cuatro funciones y una en 1977, el 19 de agosto, nuevamente enBilbao, donde mostró sus habituales características de valor y voluntad con ganado de Torrestrella, propiedad de Alvaro Domecq; completaban el cartel Francisco Rivera, Paquirri, y Ángel Teruel. Sus paisanos le obligaron a dar una vuelta al ruedo tras estoquear a su primer astado. Algo similar ocurrió en la única función en que actúa en 1978, en Bilbao el 20 de agosto, donde espachó ganado de Pablo Romero en unión de El Regio y Ortega Cano. No veste de luces durante la campaña de 1979 y si lo hizo una única vez en la siguiente, la que sería la postrera de su profesión de espada de alternativa. Tuvo lugar tal festejo en su natal Bilbao el 25 de agosto de 1980, y se mostró con la voluntad de siempre a la vez que con un lógico desentrenamiento. Se corrieron astados de los herederos de Salvador Guardiola y completaron la terna José Ortega Cano y Tomás Rodríguez, Campuzano. Por cierto que actuaron a sus órdenes, con general aplauso, los componentes de la llamada <<Cuadrilla del Arte>>, entonces formada por Curro Álvarez y Manolo y Pepe Ortiz.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + ocho =