HISTORIA DEL TORERO

LEONARDO JAVIER BENÍTEZ FLORES (Leonardo Benitez)

Publicado el 4 de junio de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Caracas (Venezuela) el 18 de febrero de 1969. Su padre y hermanos han sido novilleros y de ahi le viene la vocación taurina. Su presentacion como novillero fue en su Caracas natal, el 17 de agosto de 1986, alternando con Fafael Martínez Y Erick Cortés. Se jugaron novillos de los señores Hermanos Branger, siendo el primero del lote suyo el que respondía por Incluserito, novillo que estaba herrado con el número 783 en su piel. Este año intervino en esa sola novillada, número que no fue mayor en 1987 y 1988, temporada en las que le anotaron tres y una, respectivamente. Sin embargo, en 1989, última campaña en la que participa como novillero en suelo venezolano, actuó en siete, ocupando el segundo puesto del escalafón. Durante la temporada de 1990, el 10 de junio, hace su presentación en México toreando en Cadereyta (Nuevo León), con Mauricio Flores, Eligio García, Ángel Bravo y José Luis de León de compañeros. Se lidian cinco novillos de la divisa de La Ronda y el novel corta las dos orejas al que le corresponde. Su brillante campaña mexicana le lleva a debutar en la Monumental Plaza México esa misma temporada, el 7 de octubre, en el correspondiente Jueves Taurino, alternando con Edgar Palacios y Arturo Gilio. Su primer novillo, de nombre Curioso, pertenece, como el resto a la divisa mexicana de De Santiago. Toreó un total de nueve novilladas por los estados mexicanos. No me consta que torease en 1991, ni en su nación ni en México, y el 18 de octubre de 1992 toma la alternativa en México, en la localidad de Monterrey (Nuevo León). El padrino del doctorado, Eloy Cavazos, le cede, en presencia de Miguel Espinosa, Armillita Chico, la muerte del toro de nombre Cominito, marcado con el número 98, herrado con el número 474 y perteneciente al hierro de De Santiago, al que corta una oreja. Torea cuatro festejos más por los estados mexicano hasta finalizar el año. El 24 de enero de 1993, en San Cristóbal (Táchira), torea su primera corrida en suelo venezolano. Son sus compañeros de cartel el mexicano Guillermo Capetillo y el español Tomás Campuzano, a los que acompaña el rejoneador colombiano Dayro Chica, que también toreaba por vez primera en Venezuela. Se lidian toros de la divisa de Los Aránguez y el primero que Leonardo estoquea se llama Arropado, tiene el número 39 y pesa 550 kilos. Es ovacionado en este toro y silenciado en el segundo de su lote, por lo que regala un sobrero de El Prado, con el que también se le ovaciona. Intervino además en otras tres corrida de toros ese año en su nación. No toreó mucho en 1994 en Venezuela, pero, tanto el año anterior como este, en México lo hizo en quince ocasiones cada uno, confirmando en La México el 18 de diciembre de 1994 con toros de San Marcos (Diamante, de 520 kilos fue el de su confirmación) y acompañado por Mariano Ramos y Mauricio Portillo. A finales de agosto de 1995 le habían anotado diecisiete funciones en el escalafón mexicano. El 29 de octubre de 1995, en Tijuana, ganó la Oreja de Oro en disputa con Eulalio López El Zotoluco, Héctor de Granada, Ismael Gómez, Mayito, y Federico Pizarro. Se lidió un lote del hierro de don Hernando Limón. De la mano del Experto apoderado Luis Álvarez, en 1997 viaja a Europa y debuta en Francia el 15 de agosto, en Beziers, con Curro Romero y Enrique Ponce, triunfando arrolladoramente. Rubrica varios contratos por España y Francia cada temporada y el 9 de mayo de 1999 confirma en Las Ventas, completando un cartel compuesto por José Luis Bote, José Antonio Iniesta y toros de Sánchez Ybargüen, remendados con animales de Palomo Linares y cortijoliva. Comadrito, de Sánchez Ybargüen, número 6 y de 511 kilos es el de su confirmación. Alcanza las once corridas en España, repitiendo en Las Ventas sin suerte en junio. En 2000 llega a las veinte corridas entre España y América y repite en Las ventas dos tardes, aunque sin fortuna. En 2001 la cifra se reduce aunque vuelve a torear en Las ventas en junio. La siguientes temporadas se centran en ruedos americanos, donde consigue hacerse un hueco, pues ronda la quincena de festejos en las temporadas 2002 y 2003. En 2004 llega a los veite festejos, principalmente en México, y la cifra asciende hasta los casi veinticinco en 2005 y 2006, años en los que su nombre figura entre los diestros de la parte media del escalafón, especialmente en México.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =