HISTORIA DEL TORERO

JOSÉ RAMÓN TIRADO

Publicado el 3 de marzo de 2022
Abel Murillo Adame logo

Mientras este diestro toreó como novillero en España durante el año 1956, parecía que iba a comerse el mundo; la <<pupa>> que le hacían los toros no influía, al parecer, en su ánimo; mas en cuanto tomó la alternativa se vio que todo ello había sido <<fogata de virutas>>.

Nació en Mazatlán (Méjico) el 8 de septiembre de 1933; se presentó en Madrid como matador de novillos el 8 de julio del referido año 1956, para matar reses de Atanasio Fernández con Fermín Murillo y Paco Pita; tomó la alternativa en Mérida (Badajoz), concedida por Litri, el 12 de octubre siguiente, con toros de don Manuel González y Antonio Ordóñez de testigo, y la confirmó en el ruedo de las Ventas el 10 de mayo de 1957, siendo Julio Aparicio el encargado de cederle un astado de doña Emilia Galache en presencia de Antoñete.

Al poco tiempo, en plena temporada, marchó a su país. Modificando un poco cierta <<humorada>> de Campoamor, bien se le puede decir:

<<Y sé, ya sé que con formal empeño soñaste con triunfar, pero fue un sueño>>.


Eran tardes de domingo de años ya idos. El calor característico de la frontera era el invitado a la fiesta taurómaca en días que la franja fronteriza gozaba de la fiesta de toros. En el cartel, el ciclón, Carlos Arruza, Antonio del Olivar y José Ramón Tirado, torero consentido por la afición fronteriza que pasó a mejor vida el pasado mes de marzo en la ciudad de Los Angeles, California después de lidiar una larga enfermedad hepática.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + 18 =