HISTORIA DEL TORERO

Ignacio Rafael García Escudero (Albaicín)

Publicado el 4 de febrero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Otro torero polifacético, como Mario Cabré. Pero a Albaicín le dio por tocar el piano y el violín, escribir música, dibujar figurines para sus arbitrarios trajes de luces y hablar varios idiomas. Y Practicó un toreo tan estilizado, que se quebraba de puro sutil. Lo cierto es que tuvo una personalidad extraordinaria y que don Ignacio Zuloaga, el célebre pintor –que fue su padrino–, le hizo un retrato maravilloso que pertenece a la colección de don José María de Cossío.

Sin haber toreado como novillero en Madrid, se presentó en dicha plaza de las ventas el 17 de octubre de 1943 para tomar la alternativa, que le otorgó Cagancho, con toros de don Ignacio Sánchez y actuando Gitanillo de Triana (R.) como segundo matador.

Es decir, que la terna de matadores en tal corrida estuvo formada por tres toreros <<calés>>, pues si no hemos dicho que Albaicín es gitano fue porque se nos olvidó.

Toreó diez corridas en 1944, 34 en 1945, 9 en 1946 y 1947, 10 en 1948, 5 en 1949 y 3 en 1950.

Una grave cornada que el día 13 de junio de 1948 sufrió en la plaza de Carabanchel debió de recordarle, por si lo había olvidado, los peligros que encierra vestir el traje de luces.

Bien habrá podido advertir el lector que albaicín no fue un torero de dominio ni de lucha ni estuvo sobrado de decisión.

Pero su finura, su personalidad y su pintoresquismo, nadie se los puede arrebatar.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 − 3 =