HISTORIA DEL TORERO

GILBERTO RUIZ TORRES

Publicado el 26 de diciembre de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros mexicano que nació el 13 de septiembre de 1949 en el Distrito Federal. Se precintó en el monumental coso de la calle Insurgentes de la capital de su nación el 30 de abril de 1967, con Guillermo Montes Sortibrán y Leonardo Manzanos de compañeros, matando en primer lugar el novillo Botonero, en el que dio la vuelta al ruedo, y que como el resto perteneció a la divisa de Santa Marta. El 3 de noviembre de 1968 actúa en la Plaza México, de la capital de su nación, con ganado de Locas González Rubio, junto a sus compañeros de cartel César Romero y Francisco Villalta. Se luce en el segundo tercio y falla con el acero, lo que dio pie a que recibiera dos avisos durante la lidia de su primer oponente. En Monterrey cortaría una oreja de un astado de la vacada de Golondrinas el 18 de julio de 1971 en presencia de Fernando Sepúlveda y José García y nuevamente en la México agrada su labor, premiada con una vuelta al ruedo, el 14 de mayo de la siguiente temporada, cuando alternó con Arturo Magaña y Luis Miguel Chávez en la lidia de un encierro del hierro de Santa Marta. Durante el año 1975 torea en ruedos venezolanos con alguna frecuencia. El 4 de mayo lo hizo con escaso lucimiento en Caracas, con reses de Las Mercedes ante Jesús Solórzano y Óscar Silva; el 29 de junio en Barquisimeto, donde le conceden una oreja de un astado de Los Arangüez; el 16 de agosto en Táriba corta un apéndice de un novillo de Reyes Nacional y el 30 del mismo mes, nuevamente en Barquisimeto, vuelve a agradar su labor, sin obtención de trofeos, con cornúpetas de la citada divisa de Los Arangüez ante José Luis Vilma y Manuel Zambrano. No tengo datos de que, hasta el momento, haya intervenido en funciones taurinas celebradas en cosos españoles, pero sí de que en 1976 continuaba actuando en ruedos venezolanos. Así el 13 de marzo en San José del Puerto, el inmediato día 28 en Barquisimeto, el 7 de agosto en La Grita y el 21 del mismo mes en Táriba, donde le son concedidas simbólicamente las dos orejas y el rabo de un bravo novillo de la divisa de Los Arangüez que fue indultado. No le acompañó la misma fortuna los días 8 y 11 de septiembre en Tovar. En la ciudad venezolana de Barquisimeto, el 15 de septiembre de 1979, le concedió la alternativa el diestro español Antonio Chenel, Antoñete, en presencia de Carlos Rodríguez, El Mito, con un toro que llevaba el hierro de La Región. Continuaba en activo en su nación en los años ochenta, toreando un escasísimo número de festejos. En 1986 le anotaron una corrida y en 1987 cuatro. Esta fue la última campaña, contada como año natural, en la que su nombre figuró en los escalafones de su nación.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + quince =