HISTORIA DEL TORERO

Francisco Martín Caro Cases (Curro Caro)

Publicado el 27 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

No se había presentado este diestro como novillero en Madrid cuando , allá en 1933, se decía de él que era muy fino, muy elegante y muy artista y que toreaba con un estilo muy personal; el adverbio <<muy>> como superlativo de significación era inseparable de todos los elogios que de él se hacían, y en vista de esto, ¿ qué había de hacer el mozo sino calzarse el título de doctor en Tauromaquia?

Le fue expedido éste en Salamanca por Domingo Ortega el 27 de mayo de 1934 al cederle un toro de don Antonio Pérez actuando como testigo el Chiquito de la Audiencia, de quien Curro Caro es hermano.

Diecinueve años contaba el neófito a la sazón, por haber nacido, en Madrid, el 16 de marzo de 1915, y seguía sin darse a conocer en dicha capital, presentación que no llevó a efecto hasta el 16 de mayo de 1935, para confirmar su alternativa de manos de Marcial Lalanda. Actuaron también en tal corrida Villalta y Manolo Bienvenida y se lidiaron en ella siete toros de Martín Alonso (antes de veragua) y uno de Lorenzo Rodríguez.

Después de torear 14 corridas en 1934, fue a Méjico: luego de despachar 21 en 1935, marchó a Venezuela; le sorprendió la revolución de 1936 en la zona roja, y tras haber tomado parte en 15 funciones, consiguió ir a Venezuela nuevamente. En los años sucesivos, apenas si llegó a sumar 12 corridas en cada temporada, por término medio, hasta la de 1951, en cuyo día 30 de septiembre se despidió de la profesión en Madrid al confirmar la alternativa a su hermano Antonio. Nunca salió de la tercera fila.

el percance más grave que sufrió fue su cogida en Colmenar Viejo el 18 de agosto de 1950.

Al retirarse, se dedicó a las actividades de apoderado de toreros.

Curro Caro y Vicente Vega «Gitanillo de Triana» han muerto. Ambos a consecuencia de sendos accidentes de carretera. Curro Caro permanecía internado en la residencia Carlos Haya, de Málaga, desde el pasado día 12, fecha en la que su coche se estrelló con un camión en el término de Casa Bermeja. Sufrió numerosas fracturas y hemorragias gástricas y se le sometió a una intervención quirúrgica, que tuvo un resultado satisfactorio, pero posteriormente surgieron complicaciones que le determinaron la muerte. Fue enterrado en el cementerio de Benalmádena. Gitanillo de Triana regresaba en la tarde del domingo de un festival celebrado en Alosno (Huelva), en un vehículo que conducía su hijo Felipe y en el también viajaba el novillero Antonio Montesinos. El coche entró en colisión con otro y dio varias vueltas de campana. Los tres ocupantes resultaron heridos y fueron atendidos en la Ciudad Sanitaria de Huelva. Posteriormente se les traslada a la Ciudad Sanitaria «Virgen del Rocío», de Sevilla, donde Gitanillo de Triana falleció poco después de ingresar. Su hijo sufre heridas de pronóstico grave, y lesiones menos graves, Antonio Montesinos. El torero fallecido fue enterrado, el cementerio de San Fernando, de Sevilla. Curro Caro

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 4 =