HISTORIA DEL TORERO

FRANCISCO JAVIER EXPÓSITO SOLÍS (Javier Solís)

Publicado el 9 de septiembre de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido el 13 de noviembre de 1980 en Badajoz. Es un representante del buen hacer de los últimos años de la Escuela Taurina de Badajoz, que tan buenos toreros está proporcionando en los años que van a caballo entre el siglo XX y el XXI. Se presenta con caballos el 24 de marzo de 2001 en Badajoz, con Oloroso, número 32, de 440 kilos, de la ganadería de Bernardino Píriz, con Ignacio Moreno Terry e Ismael Lacho en el cartel, cortando tres orejas y comenzando una carrera prometedora como novillero, pues su nombre causa expectación desde los primeros momentos, especialmente entre sus paisanos. El 16 de septiembre de 2001 se presenta en Las Ventas con novillos de Valdeolivas. Trapajoso es el de su debut, número 9, negro, listón, bragado, de 474 kilos. En el cartel figuran también El Maripinar y Valentín Ruiz y es ovacionado. Esa temporada la concluye con trece novilladas, actuando desde el primer momento en plazas de responsabilidad pues, además de las apuntadas, actúa el 13 de mayo en Sevilla (es ovacionado) y el 3 de junio en Barcelona (oreja y vuelta), lo que da idea de la decisión del torero por hacerse rápidamente un hueco en el escalafón. En 2002 torea catorce novilladas, siguiendo la misma línea de decisión, seriedad y responsabilidad. Así, actúa en Barcelona el 19 de mayo (una oreja), Badajoz el 26 de junio (dos orejas), Sevilla el 30 de junio y el 8 de septiembre (una oreja en su primera tarde) y en las ferias importantes de novilladas, donde también triunfa. Además, corta una oreja el 29 de septiembre en su presentación en la México. Su nombre suena ya como uno de los novilleros de mayor proyección, pues sus éxitos en plazas importantes –y su increíble regularidad—lo avalan. De esta manera, en 2003 lidera su escalafón rozando las sesenta novilladas con picadores. Prosigue su regularidad y sus actuaciones en plazas importantes, destacando San Sebastián (oreja el 22 de febrero y el 29 de marzo; triunfador del certamen de novilleros); Valencia (puerta grande el 11 de marzo y oreja el 15 de junio y el 22 de julio); Logroño (ovacionado el 5 de abril); Badajoz (puerta grande el 26 de abril); Las ventas (oreja el 3 de mayo y repite sin suerte en San Isidro); Barcelona (sin suerte el 11 de mayo); Zaragoza (oreja el 13 de junio); Sevilla (ovacionado en dos tardes en Septiembre); Bilbao (ovacionado el 14 de septiembre)…, además de triunfar o dejar siempre buena sensación en prácticamente todas las ferias importantes. Esa temporada marcha a América y actúa en Quito y Acho (Lima). Como novillero, nadie duda de que se trata de una carrera sensacional, avalada por triunfos en plazas de primera categoría, que lo colocan en un puesto inmejorable para pensar en la alternativa. Así, en 2004, tras actuar en doce novilladas más (siguiendo la misma tónica de siempre, en plazas de primera como Madrid –dos tardes–, San Sebastián –dos tardes–, Zaragoza y Sevilla), el 24 de junio de ese año toma la alternativa en la feria de su tierra, Badajoz, en un cartel sensacional: se anuncian toros de Zalduendo para Antonio Ferrera, Miguel Ángel Perera y el propio Solís, una terna de extremeños de la última hornada. Se doctora con Enredador, negro mulato de 500 kilos y triunfa nuevamente, cortando una oreja. Actúa en tres corridas de toros más ese año, destacando la tarde del 1 de agosto en Barcelona, donde da una vuelta al ruedo. En 2005, tras actuar en la feria de su tierra sin poder triunfar, solamente actúa en cuatro corridas más en plazas menores y en 2006 no consigue ni un solo contrato, a pesar de la sensacional carrera como novillero realizada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez − diez =