HISTORIA DEL TORERO

EDUARDO POGGIO ARROCHA

Publicado el 9 de febrero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Un torero uruguayo es el que ahora desfila. Bueno, eso de torero no pasó de ser en este diestro una aspiración.

Nació en Montevideo el 4 de octubre de 1914 y desde su primera juventud se aplicó a desbravar caballos en una hacienda de su padre; al presenciar una corrida en su país (que sería con toros embolados, porque allí no está permitido lidiarlos en Puntas), sintió el deseo de vestir el traje de luces; fue peón de cuadrillas, y en 1946 recibió en Guayaquil (Ecuador) una alternativa de manos de José Pastor.

Con estos antecedentes de tan bajo valoe, se presentó en Barcelona el 25 de mayo de 1947 para que Juan Belmonte Campoy le impusiera la borla de doctor en Tauromaquia. Y se la impuso, para que los que presenciamos tal corrida lamentáramos que no revista la debida seriedad la concesión de un título que da patente de superioridad y categoría.

Y decimos esto, porque dio el tal Poggio en dicha ocasión tales muestras de ineptitud, que tuvo en constante tensión nerviosa a los espectadores, temiendo que ocurriera algo lamentable.

Agreguemos que en tal corrida fue Rovira segundo matador y que se lidiaron toros de don Marcelino Rodríguez, los cuales, merced a su nobleza, no causaron a Poggio un desavío.

No volvió Poggio a vestir el traje de luces en España, ni aun haciendo saber en 1949 que renunciaba a dicha alternativa.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 2 =