HISTORIA DEL TORERO

Domingo González Mateos (Dominguín)

Publicado el 8 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Nació en Quismondo (Toledo) el 4 de agosto de 1895, fue mazo de labranza, dependiente en una taberna de Madrid después, aprendió de torero en las capeas y, por fin, fue novillero desde el año 1917. No fue de la familia de los primeros Dominguines, pero como se llamaba Domingo, no quiso discurrir más y usurpó el apodo. Toreó bastante en los años 1919, 20 y 21, vino luego el descenso, y entonces encauzó por otros derroteros sus actividades, pues se hizo empresario taurino, y a dicho negocio se entregó hasta su muerte, ocurrida en Madrid el 21 de agosto de 1958. Su simpatía cautivadora le abrió muchos caminos. En el coso madrileño se presentó como tal en la novillada nocturna celebrada el 4 de julio de dicho año, en la que estoqueó ganado de Medina Garvey con el Habanero y un tal Lagartijo, y como sus progresos fueron rápidos, Joselito el Gallo le dio la alternativa en Madrid en la fecha que hemos dicho, al ocuparnos de Varelito. pero el toro de su Investidura no fue de García de la lama, sino de Contreras. Fue padre de los matadores de toros Domingo, Pepe y Luis Miguel, apodados todos ellos con el alias Dominguín.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cuatro =