HISTORIA DEL TORERO

CESÁREO MORALES PÉREZ (César Morales)

Publicado el 15 de junio de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Arroyo de Ojancos (Jaén) el 19 de abril de 1948, que lleva muchos años residiendo en Barcelona. Alumno de la Escuela Taurina que en la capital catalana dirigía con tanto entusiasmo el antiguo espada Pedro Basauri, Pedrucho, viste su primer traje de luces en Munieja (Teruel) durante la temporada de 1966. En la siguiente, el 1 de julio, interviene, junto a otros cuatro noveles, en un modesto festejo nocturno celebrado en la ciudad condal. En 1969 ya torea tres corridas picadas y el 28 de  marzo de 1971 alcanza un magnifico triunfo en el coso Carabanchelero de Vistalegre al cortar una oreja a las reses de la ganadería de Quintana, propiedad de los herederos Ortega Estévez, corridas en tercer y quinto lugar, perteneciente este al lote de Félix López, El Regio, que resultó cogido por su primer enemigo, y quien con Martín Recio completaba la terna de novilleros. De cuatro actuaciones en tal año salta a diez en 1972, incluida su aceptable actuación en Córdoba, el 22 de julio, donde dio muerte a un astado de los Herederos de Antonio Flores Tassara, en presencia de Rafael Roldán, El Cachorro, Pedro Dorado y Rafael Reyes. Tras participar en tres festejos menores en 1973. Toma la alternativa el 24 de junio en Torremolinos (Málaga) de manos de Francisco Ceballos, con ganado de José Ortega Sánchez, y Diego O`Bolger de testigo de la ceremonia. Triunfa el toricantano en el empeño al cortar una oreja del toro de la cesión y las dos del que cerró plaza. Interviene en cuatro corridas de toros en 1973 y 1974, y aumenta a trece sus contratos en 1975, año en el que es cogido y corneado en la región escrotal en la plaza Monumental de Barcelona, el 12 de octubre, al alternar con el citado Regio y Ricardo Corey en la lidia de cinco reses de Juan Guardiola Soto y una de Mariano Sanz Jiménez. Pese al percance, calificado de pronóstico menos grave por los facultativos, estoquea a tal cornúpeta, al que cortaría una oreja. Contra lo que cabía pensar por el mencionado pronóstico, puede actuar el siguiente domingo, día 19, en Palma de Mallorca, donde habría de estoquear los cuatro toros que se corrieron en lidia ordinaria, de cuatro hierros distintos por tratarse de una corrida de limpieza de corrales de las que se celebran al termino de la temporada, por resultar herido al comienzo del festejo Manuel Amaya. Dos orejas en el segundo toro y una del cuarto es el positivo balance de tal función, comenzada con la actuación del rejoneador Luis Miguel Arranz. En 1976 se ciñe la taleguilla en ocho ocasiones, entre ellas la de su confirmación de alternativa el 8 de agosto en la plaza de Las Ventas, de Madrid, albero que así pisaba por primera vez. Actuó de padrino Gregorio Tébar, El Inclusero, quien le cedió, en presencia de Arcadio Fuentes, la muerte del toro Albóndiga, negro bragado, número 5, con 555 kilos de peso en vivo, de la ganadería de Camaligera, propiedad de los Hermanos Marín Molina. Tres de los toros lidiados pertenecían a tal vacada y los otros tres al hierro de Eugenio Marín y ninguno dio demasiadas facilidades para el triunfo de los espadas contratados. Por lo reseñado se desprende que el diestro que ahora biografiamos se encuentra situado en muy segundo plano, del que no le será fácil salir. En 1977 se vistió de luces en dos ocasiones, una de ellas en la plaza Monumental de Barcelona, el 21 de agosto, en la que resultó herido de pronóstico menos grave, con varios puntazos y erosiones, por un toro de Antonio Campos Peña.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + seis =