HISTORIA DEL TORERO

CARMELO PÉREZ GUTIÉRREZ

Publicado el 5 de septiembre de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros mexicano, nacido en Texcoco el año 1908, cuyo verdadero nombre era el de Armando, con alternativa que le otorgó Cagancho el 3 de noviembre de 1929 en la capital de aquel país con toros de Piedras Negras y actuando de testigo Heriberto García. Quince días después, el 17, lo cogió en la misma plaza el toro Michin, de San Diego de los Padres, y le produjo cinco heridas, dos de ellas tan graves que pusieron su vida en inminente peligro. A consecuencia de aquel percance no pudo torear en 1930, y después de algunos ensayos hechos en 1931, vino a España con la ilusión de obtener los mismos laureles que en México, donde se había revelado, al decir de sus panegiristas, como un torero genial. A poco de llegar, consiguió recibir la alternativa en Toledo –pues en aquel tiempo no tenía validez en los ruedos españoles ni aun las otorgadas en la capital de México–; se la dio Chicuelo, actuando de testigo Domingo Ortega, mediante cesión del toro Presidente, de Terrones (los cinco restantes fueron de Antillón), y como en tal ocasión se resintiese de aquella cogida de México. Hubo de someterse a una operación quirúrgica que le fue practicada con feliz resultado, pero, convaleciente aún, contrajo una pulmonía y murió en Madrid el 18 de octubre de 1931. Su cadáver fue trasladado a México.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − doce =