HISTORIA DEL TORERO

ANTONIO RUIZ RODRÍGUEZ (Espartaco)

Publicado el 25 de marzo de 2022
Abel Murillo Adame logo

Sin duda por ser de Espartinas (Sevilla) –donde nació el 29 de marzo de 1945— adoptó por apodo el nombre de aquel famoso jefe de esclavos en la antigua Roma.

Si hay quienes padecen pereza mental para adoptar apodos, no falta quienes aguzan el ingenio para buscarlos.

Se presentó en Madrid como novillero el 6 de septiembre de 1962, para matar reses de <<Barcial>> con Armando Soares y Corbacho, y tomó la alternativa en Huelva el 19 de marzo de 1966, de manos de Emilio Oliva, con Efraín Girón de testigo y toros de Jiménez Prieto. En dicha corrida actuó, además, el rejoneador don Alvaro Domecq (hijo) con un novillo de Prieto de la Cal.

Se halla entre los últimos de la cola.

Posteriormente centra su actividad profesional en dos facetas que domina a la perfección: la relación con el toro en su medio natural, el campo bravo, y la enseñanza de las muchas experiencias acumuladas desde el primer día de su irrefrenable afición.

Antonio Ruiz se puso al frente de la Escuela Municipal Taurina de Espartinas, con sede en la nueva plaza de toros de la villa que levanta su infraestructura en la zona de Tablantes; plaza de la que él mismo y sus hijos son padrinos y se comenzó a construir en 2002.

En el 2015 le cortó la coleta a su hijo Juan Antonio en la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

19 de marzo de 2016: Con motivo de los cincuenta años de su alternativa se le rindió un homenaje en la plaza de toros de La Merced de Huelva, descubriéndose un azulejo dedicado a su persona en el patio de cuadrillas del coso; en este acto tentó el homenajeado cuatro becerras.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + 6 =