HISTORIA DEL TORERO

Antonio de la Haba (Zurito)

Publicado el 16 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Fue hijo del gran picador que hizo famoso tal apodo, nació en Córdoba el 15 de noviembre de 1901 y aprendió el oficio de orífice; pero la sangre torera que llevaba en las venas le llevó a los ruedos.

Fue un matador fácil y un torero vulgar; se presentó en Madrid como novillero el 25 de agosto de 1922 para matar reses de Netto Revello con el Andaluz y Fuentes Bejarano; tomó la alternativa en Gandía (Valencia) el 26 de octubre de 1924, de manos de Manuel Martínez, con Litri de testigo y toros de los Herederos de Vicente Martínez, y la confirmó en Madrid el 14 de junio de 1925, actuando Emilio Méndez de maestro de ceremonias y Nacional II de complemento, en cuya corrida se lidiaron toros de don Matías Sánchez.

Oscura su carrera de matador; tanto, que llegó a la resolución de volver a las novilladas e incluso al remate de toros rejoneador.

Falleció en Córdoba el 28 de enero de 1965.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − cuatro =